Archivo | Pasos para sobrevivir en París RSS feed for this section

3er paso para sobrevivir: aprenda acrónimos franceses

7 Nov

Por Elizabeth/Todo París

Algo que debería saber antes de su llegada a tierra francesa es que todo,  (casi) absolutamente todo tiene una sigla, un acrónimo, una abreviación. Usted verá, recién desempacadito a la tierra de Molière, que de pronto, no entiende nada.

No solamente no entiende nada porque se trata de un idioma que no conoce del todo, sino porque además a alguien se le ha ocurrido la linda idea de abreviar todo. ¡Qué gentileza ¿no?!

¿Que no sabe la diferencia entre un CDD, IDF, el RER, EDF, la SNCF, el UMP, FNAC, RSI, SVP, OFII, RIB o un FFF? No se preocupe. Nosotros no teníamos ni la menor idea de estas palabras al llegar. Y no, no estamos albureándolo, escondiendo mensajes subliminales en semejantes letras juntas ni tomándole el pelo. Esto es muy serio, óigame usted.

A veces, recién llegado a Francia, podrá usted escuchar o leer decenas de acrónimos en una misma frase. Y no es una broma. Francia es el país de las abreviaciones y de las palabras al revés… Parecerían decir: ¿para qué hablar correctamente el idioma de Baudelaire si podemos hablarlo en abreviatura? O, lo que es mejor, ¡al revés!

Así es, los franceses hablan al revés, el “verlan”, una especie de argot coloquial que consiste en la inversión de las sílabas, pero eso es asunto de otro post. Lo juro, lo prometo. Pero para que no se me queden con la duda, es verdad, muchos franceses cortan una palabra, la parten en dos y la pronuncian al revés. Ejemplo: cimer (merci, gracias), meuf (femme, mujer), cheum (moche, feo), rebeu (arabe), reuch (cher, caro), noiche (chino). Con dificultad uno ha aprendido a hablar el francés medianamente, pero el verlan eso sí, oígame, ¡es una tomadura de pelo! Pues cuando uno escucha hablar a un par de jóvenes franceses, con acento de hipster, pues usted, créamelo, ¡no va a entender nada!

En fin. Volvamos a los acrónimos. El caso es que luego de escucharlos por primera vez, por pena, pudor, discreción, por no parecer demasiado ignorante, por vergüenza, usted no preguntará cuando escuche 10 acrónimos en una plática en la misma frase. Y, claro, no entenderá nada. NADA. Después, acordándose con esfuerzo buscará usted a solas en Google o en Wikipedia alguna de las palabras que recuerde con dificultad y verá, no sin asombro, que existen otras palabras iguales con diferentes significados.

Al final, no le quedará más que preguntarle a su francés o francesa que más confianza le tenga: “Oye, disculpa, ¿cuál es la diferencia entre un CDD (contrat à durée déterminée) y un MDD (marque de distributeur)? Sin provocar, claro, las risas del que lo escucha.

Después, con el tiempo, a uno no le queda más que aprender los acrónimos y después ya será usted, se lo aseguro, un maestro de las siglas, hablando con acrónimos por aquí y por allá, barajando las letras al derecho y al revés cual buen presentador de televisión, cual buen prestidigitador de las palabras, pronunciando en francés los acrónimos.

Eso es importante, decirlos en francés. OJO: nunca diga los acrónimos en español, como por ejemplo RER, nunca diga “RERRR”, en español, diga en buen francés “ERUER”. ¡Correcto! ¡Ya tiene su pimer acrónimo aprendido! Ahora sólo le faltan unos 250…

Y para terminar con el tercer paso de hoy, los franceses no sólo se limitan a hacer abreviaciones para palabras oficiales, sino también en emails, en cartas, etc, incluso formales, por ejemplo, para decir:
“Mi Curriculum Vitae y mi carta de motivación, están aquí en archivo adjunto”. Ellos solamente escriben esto: “Mon CV et LM en PJ”.

Cool ¿no?

Mientras se desaprende el idioma francés para aprender los acrónimos y las palabras al revés, aquí una lista verdadera de los más utilizados. Buena suerte y ¡buena memoria!

AB     agriculture biologique
AEF     Afrique équatoriale française
AF     allocations familiales
ANAEM     Agence Nationale d’Accueil des Étrangers et des Migrations
ANPE     Agence nationale pour l’emploi
AOC     Appelation d’origine contrôlée
AR     accusé/avis de réception
A.R.     aller-retour
ASSEDIC Association pour l’emploi dans l’industrie et le commerce
BCBG     bon chic bon genre
BD     bande dessinée
BN     Bibliothèque nationale
BNP     Banque nationale de Paris
BP     boîte postale
BTP     bâtiments et travaux publics
BTS     brevet de technicien supérieur
c-à-d, càd     c’est-à-dire
CAI     Contrat d’Accueil et d’Intégration
CAP     Certificat d’aptitude professionnelle
CB     carte bleue, carte bancaire
CCI     Chambre de commerce et d’industrie
CCP     compte chèque postal
CDD     contrat à durée déterminée
CDI     contrat à durée indéterminée
CEDEX     courrier d’entreprise à distribution exceptionnelle
CFP     centre de formation professionnelle
CNED     Centre national d’enseignement à distance
CNR     Centre national de recherche
COD     complément objet direct
COI     complément objet indirect
CPE     Contrat Première Embauche
CV     curriculum vitae
DAB     distributeur automatique de billets
DALF     diplôme approfondi de langue française
DEA     diplôme d’études approfondies
DELF     diplôme d’études en langue française
DES     diplôme d’études supérieures
DESS     diplôme d’études supérieures spécialisées
DEST     diplôme d’études supérieures techniques
DEUG     diplôme d’études universitaires générales
DILF     diplôme initial de langue française
DK     decaffeinated
GAB     guichet automatique de banque
GDF     Gaz de France
HLM     Habitation à loyer moderé
HS     hors service
HT     hors taxe
IQF     Invitation à Quitter le Territoire
IVG     interruption volontaire de grossesse
K7     cassette
LOA     location avec option d’achat
MJC     Maison des Jeunes et de la Culture
NDLR     note de la rédaction
NdT     note du traducteur
NF     norme française
OGM     organisme génétiquement modifié
Pcc     pour copie conforme
PJ     pièces jointes
PMA     pays moins avancés
qcm     questionnaire à choix multiple
rdc     rez-de-chaussée
RER     Réseau express régional
RSVP     répondez s’il vous plaît
RTT     réduction du temps de travail
rv     rendez-vous
SA     société anonyme
SAMU     secours d’aide médicale d’urgence
SARL     société à responsabilité limitée
SDF     sans domicile fixe
SMIC     salaire minimum interprofessionnel de croissance
SNCF     Société nationale des chemins de fer français
SPA     Société protectrice des animaux
SVP     s’il vous plaît
TGV     train à grande vitesse
TVA     taxe à la valeur ajoutée
URSAFF     Union pour le recouvrement des cotisations de la sécurité sociale et des allocations famiales
vf     Filme version française
vm     Filme version multilingue
vo      Filme version originale
VTT     vélo tout terrain
W.-C.     water-closet
X     l’École Polytechnique

¡Fantastique ¿no?!

Lee los pasos anteriores:

2do Paso para sobrevivir en París:  Ame la administración francesa

1er Paso para sobrevivir en París: Sonría

Anuncios

2do paso para sobrevivir: ame la administración francesa

21 Ago

Por Elizabeth/Todo París

Imagine usted a la peor de las secretarias del Seguro Social, luego a una encargada de “Información” del registro civil del DF,  luego al sargento-policía de algún Ministerio Público de cualquier entidad mexicana, a un mesero parisino y a un encargado de Pôle Emploi. ¿Ya está? Ok. Mézclelos bien. Bien batiditos. ¿Listo? Bien. ¡Felicidades! ¡Tiene usted como resultado a un funcionario de la administración francesa!

Qu’est c’que vous voulez encore ????? /
¡¡¡¿Qué es lo que usted quiere otra vez?!!!

Así es. ¿Que no le gusta tener miles de papeles? ¿Que no le gusta tener que rendirle cuentas al mundo entero? ¿Que usted quiere mantenerse al margen del gobierno y en el anonimato? ¡Sorpresa! Está en Francia y quiéralo o no, va a tener que hacer todo aquello que detesta. ¡Welcome to France! ¡El país entero va a enterarse hasta del color de su ropa íntima. No sé cómo ocurra en otros países europeos, pero seguramente que no es tan lejano. Se dice que Alemania es peor que Francia para los trámites, pero en Francia hay más segregación y eso lo vuelve un poquitín más difícil.

Y es que uno no se da cuenta… hasta que se da cuenta. Hay que decirlo y correr la voz a todos aquellos compatriotas latinoamericanos que aún sueñan con el cliché francés y que viven pensando en que su estancia en París será idílica. Sí, claro, lo repito, hay cosas lindas, pero créamelo, una de las peores cosas será lidiar con la administración francesa. CREAMELO.

Jum !, ¿está segura de que trajo todos sus papeles?

Y es que no se trata de hacer un pequeño trámite para obtener una mediana cosa como en México. Aquello eran juegos de niños. Aquí un trámite puede llevarle meses, años, miles de vueltas y enojos. Por eso, mejor irse acostumbrando desde sus primeros días y amar a la administración francesa. Y por otro lado habrá otros trámites sencillamente fáciles que podrá hacer por email y llegarán al buzón de su casa, gratis, al día siguiente. La paradoja administrativa. Sonría.

Porque si uno supiera todo lo que hay que hacer por estos lares, capaz que uno no se viene. Por eso, tal vez, mejor dar el paso al vacío y aventarse como el Borras y en el nombre sea de Dios. Pero bueno, saber un poquito lo que le espera, no le cae mal a nadie.

El primer encuentro que usted habrá tenido con esta bonita forma de ser de los burócratas franceses será en el consulado de Francia en México (o el país en que se encuentre). ¿Quién no ha pasado por la maravillosa simpatía del señor del consulado de Francia en México? Chulada de burócrata. Encantador, simplemente. ¡Usted que lo conoce me entiende! Si ustedes vieran mi primera visa… tengo una cara de susto allí…

Pero esa es la novatada, después uno se va acostumbrando y se las pone más difícil, hasta el grado de quejarse y no dejarse.

¡Que no panda el cúnico!

Así que aquí mis consejos :

  • Mentalice y sepa que durante toda su estancia en este país tendrá que hacer miles de papeles, llenar miles de formatos, enviar por correo miles de cartas, reenviar las que por alguna falla se hayan regresado, etc.
  • Sepa que nada es personal. Son así con todos.
  • Que después de todo, la sonrisa y el buen humor ayudarán. Ellos están hartos de ver gente temerosa y estresada todo el día. Si usted se muestra tranquilo y alegre, el trato, créame, será diferente. Sonría, lleve un chocolate como regalo, haga una broma.
  • El 95% de los que le atenderán no conoce México y tienen ellos el falso cliché de que todos usamos sombrero, que nos trasladamos a caballo y que sólo escuchamos mariachis. E intentarán tratarlo como si en México fuéramos un país incivilizado, pero una vez que demuestre su educación y sus correctas formas, cambiarán un poco su manera de conducirse. ¡Si ellos no muestran la suya, intente ud mostrar su educación!
  • No todos son iguales. Hay gente que es consciente y sabe hacer su trabajo de buena manera. ¡Si tiene suerte, los encontrará sólo a ellos !
  • No olvide hacer todo lo que le dicen al pie de la letra. Tal cual como lo dicen y en el orden en que lo piden, en las fechas EXACTAS. No hay nada peor para un burócrata francés que un desorden falto de papeles.
  • Siempre lleve papeles de más, nunca sabe qué otro papel extraño puedan pedirle. Y, por supuesto, no tenga papeles que falten o sino será, entonces sí, la catástrofe…
  • Compre diversos archivos para sus papeles y establezca temas: seguro social, impuestos, documentos civiles, retiro, banco, etc… Y guárdelos para siempre. PARA SIEMPRE. Nunca sabe qué le van a pedir en quién sabe qué extraño día, sobre todo si algún día piensa pedir la nacionalidad.

Después de todo, una vez acostumbrándose, el tema de los papeles en Francia uno termina por dominarlo. Sólo tomará, lo más duro, al menos un año y después uno será ducho cual pez en el agua. Yo, en lo particular, no he tenido tantas malas experiencias y en muchas he considerado que tengo suerte. Me encuentro gente sonriente, que hace bromas y dispuesta a ayudarte. Pero he escuchado casos terribles, al estilo película de horror japonés. No sé en qué consista, pero tal vez tomar las cosas con naturalidad, llevar los documentos completos, no faltar a las fechas y ser puntual, ayuda.

Al final, practique, por encima de todo, mi primer consejo de la serie: Sonría. Sobre todo con mi frase final: no importa cuántos papeles haya hecho… siempre hay un papel que le falte por hacer… ¿cierto?  😀

Artículo anterior: Primer paso para sobrevivir en París: sonría.

¡ Sigue a Todo París en Facebook !

A %d blogueros les gusta esto: